Libro: Siempre

martes, 11 de octubre de 2011

Pulsión



No flota. Agustina Guerrero.

Con aires de accidente a punto de suceder salí a buscarte. Hacía tres días que había dejado de fumar y sabía que solo vos podías revocar mi sentencia. A pesar de los dos motivos para no caminar esas diez cuadras: salí. Pasé el último trago de vodka mientras bajaba la escalera y ya a mitad de camino encendí uno. Pero después de la primera pitada lo tiré al piso. Lo miré. Apoyé la punta del pie sobre el cigarrillo y girando sobre mi eje lo apagué. Volví a casa a llenar el vaso.

Florencia Salvador. 

No hay comentarios: